14 DIC 12 / 15:30 hs.

Homenaje al Gaucho Jorge Martínez Boero

El Quilmes Automóvil Club recordará mañana sábado el campeonato de Turismo Carretera logrado por el "Gaucho" Jorge Martínez Boero en el año 1982, hace 30 años con un evento en la localidad de El Pato.


Un 5 de diciembre de 1982, el “Gaucho” Jorge Martínez Boero conseguía la victoria en la Vuelta de Tandil y de esa forma se coronaba como el nuevo Campeón Argentino de Turismo Carretera, justo una fecha antes de culminar el campeonato de esa temporada.

El piloto de Bolívar, conduciendo un Ford del Quilmes Automóvil Club, también obtenía el triunfo en la última competencia disputada en el Autódromo de Buenos Aires.  Por ese motivo y a 30 años de aquella hazaña, las autoridades de dicha institución, realizarán una reunión recordatoria este sábado en un predio ubicado en la Ruta Nacional N 2, sobre el KM 38,50 en el Barrio El Pato.

La misma significará también un sentido homenaje al recordado automovilista y contará con la presencia de familiares, amigos, dirigentes y colegas del distinguido corredor.  Por su parte, la Asociación Corredores Turismo Carretera, participará de la reunión entregando una plaqueta recordatoria en nombre de la gran familia del Turismo Carretera.

Su gran año

Jorge Martínez Boero ganó 5 carreras en 1982 con la primera del año en Tandil, luego repitió en San Miguel del Monte, Olavarría, otra vez en San Miguel del Monte y cerró victorioso en el Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires, su única vez en un autódromo fuera de la tradicional ruta. Con 5 victorias más en 180 participaciones en Turismo Carretera, el Gaucho de Bolívar sumó 10 triunfos en la categoría.

Además de ese brillante 1982 fue subcampeón de Roberto Mouras en 1983 y tercero en el campeonato de 1984 que también ganó el Toro de Carlos Casares. Corrió por última vez el 5 de noviembre de 1989 en Nueve de Julio y falleció el 11 de junio de 2004 a los 67 años de edad dejando el querido recuerdo en todos los teceístas y los habitantes de Bolívar, una ciudad fierrera que supo tomar a Jorge Martínez Boero como ciudadano ilustre y embajador deportivo.